Ir al contenido principal

El Origen de las PandaCon y su destino...

Llega la 5ª edición de las PandaCon y, aunque con muchos ya he compartido el origen de estas jornadas, es un buen momento para reflexionar sobre qué son y hacia a dónde van. 

Así son las PandaCon y así se las hemos contado...


En abril de 2013, tras una larga enfermedad, falleció mi madre. Esto me dejó muy tocado de ánimos. Un par de meses mas tarde, falleció mi gata con fulminante cáncer. Esto es relevante para entender que en junio de 2013 estaba realmente triste. Faltaba algo más de un mes para mi cumpleaños (el 15 de julio) y Helena (Kamapon) me preguntó qué quería por mi cumpleaños, y me sugirió que celebrarlo me animaría. Yo contesté que en vez de una fiesta me animaría irme de jornadas y pasar un día jugando rol con la gente, ver la actividad, las partidas, la charla de después... Su respuesta fue la que lo inició todo: "Muy bien, monta unas jornadas... las PandaCon". Unas semanas más tarde estábamos celebrando la primera PandaCon con bastante éxito gracias a la colaboración de Generación X y Holocubierta Ediciones que me ayudaron a organizarlo en tiempo récord. 

Es decir, las PandaCon nacieron como una improvisada fiesta de cumpleaños donde ver a la gente jugando y feliz, me debía hacer sentir feliz a mí también. Y así fue. En años subsiguientes las PandaCon se han ido repitiendo con el mismo objetivo, llevar a sus asistentes un pedacito de felicidad en forma de jornadas de rol en medio del verano de la capital.

Hay gente que me ha sugerido que las PandaCon deberían crecer y hacerse más grandes. Yo me resisto por dos motivos: perderían el sello de identidad de ser un evento entrañable y pequeño. Además que crecer implicaría alejarse del lugar actual y para mí, el trato que nos han dado y la amistad que ya nos une con Gen X es importante. Es decir, también una cuestión de lealtad.

Es cierto que cuando unas jornadas de este tipo tienen cierto éxito y repercusión atraen a mas jugadores y viene mucha gente. Este año tomaremos el pulso para ver si son necesarios cambios (reserva previa de plaza, o algo así) y en qué dirección tomarlos, aunque siempre manteniendo el rumbo. Las PandaCon son unas jornadas pequeñas para jugar, confraternizar y pasarlo bien. Este año, en su quinta edición, coinciden una vez más con mi cumpleaños. 

Espero que sean el mejor regalo. 
Publicar un comentario